viernes, 10 de febrero de 2012

Libertad perdida


(Inez van Lamsweerde and Vinoodh Matadin polaroids 5)

Libertad. El lento discurrir de las horas de charla sin cómo ni para qué.

Rosa, la chica de mi Facultad, me preguntó hace no tanto, en una cena de esas que conmemoran las bodas de plata de una promoción y que resultan patéticas y aburridas:

- ¿Por qué no me quisiste entonces?

Mi respuesta salió con la espontaneidad de lo rumiado largo tiempo:

- Porque no te creí. No me fiaba de tus ojos ¡Te sienta bien el verde!

Ella no ceja:

- ¿Y por qué no me creíste?

- Pues porque no creo nada, pero imagino todo, le digo al oído.

Me tomo un sorbo de Campari, más amargo que el eléboro. Habían pasado veinticinco años y ella aún ignoraba por qué no la amé cuando ella sentía que me quería. 



¿O fue al revés?

11 comentarios:

  1. Nunca se sabe quien no amó cuando el amigo alemán nos visita :))
    Un besote con mucha pimienta

    ResponderEliminar
  2. ¿Con risas o sin ellas? ¿Tontería? No, resulta definitivo para calibrar. Bs.

    ResponderEliminar
  3. Libertad perdida y encontrada en el tiempo.
    El porque de esa pregunta sera siempre una incógnita para los dos... de lo que pudo haber sido y no fue después de 25 años todavía puede ser...

    Besos para ti amigo.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  4. Ya no importa si te quisieron o las quisiste, si añades otra mujer más dejarás pequeño al mismísimo Casanova.
    Para los que como tú, no se fían de los ojos, cantaba María Ostiz una canción que no me favorece: "ojos verdes son traidores, azules son mentireiros, los negros y acastañados son firmes y verdadeiros".
    Si las bodas fueran de estaño, la mayoría llevaría el cartel de "ocupado" pero en las de plata suele haber buen número de compañeros de promoción con el cartel de "libre".
    Como bien dice MA, aún estás a tiempo, sé que en tus planes no entra decir: "ahora es demasiado tarde, princesa Rosa".

    ResponderEliminar
  5. ¿Te arrepientes de no haberla querido entonces?

    Contesta por favor, no me dejes con la duda.

    un besito

    ResponderEliminar
  6. Siempre un placer ser capaz de mantener la intriga.

    Un beso, castigador

    ResponderEliminar
  7. Hay que ver, además de listo, rompecorazones...

    No merece la pena saber el porqué de algunos hechos del pasado, pasados están; mejor mirar al futuro disfrutando del presente...

    Podría haberte besado intensamente y por sorpresa y haber dicho:
    ¿ Ves lo que te perdiste?
    Y después..¡ que le quiten lo bailao antes y ahora!

    Un beso por sorpresa (o dos)

    ResponderEliminar
  8. Las rosas son engañosas.
    El verde de las iglesias!!
    Un abrazo M.M

    ResponderEliminar
  9. Creer o no creer, esa es la cuestiòn!!

    ResponderEliminar
  10. Tal vez ....¡ fue al revés!!
    Y ella no lo supo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.