miércoles, 28 de abril de 2010

SHANGHAI, MON AMOUR


No es alta costura. Ni 'prêt-à-porter'. La colección Métiers d'Art de Chanel exhibe el virtuosismo de los talleres artesanales de París. Una idea que lleva a Karl Lagerfeld a un punto del globo cada año. El último, Shanghai."Soy uno de los guardianes de un secreto que, en realidad, no conozco. Es lo que me gusta de la moda. ¿Por qué la gente quiere una cosa y no otra? Ese es el misterio. No hay respuesta. No debería haberla. De otra forma, sólo sería un negocio".

4 comentarios:

  1. Esa "gente " de la que usted habla, cher Karl compra sus diseños, o remodelación de Chanel en una cantidad tan arrogante como su personaje encorsetado...

    ResponderEliminar
  2. ¡CLARO QUE SÍ, QUERIDA MAITE! LO QUE ME DIVIERTE ES LA FRASE DEL SECRETO QUE CUSTODIA, PERO NO CONOCE...¡GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. No tengo ningun secreto que llevar a
    Shangi.

    Pero me lo podria inventar para
    poder rodearme de chicas tan guapas como las de la foto.
    Saludos y saludos

    ResponderEliminar
  4. AMIGO Y COLEGA, ¡QUÉ SABEMOS DE LOS SECRETOS QUE NO SON CONOCIDOS NI SIQUIERA POR QUIEN ES SU GUARDIÁN!...

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.