viernes, 9 de abril de 2010

Cuba y los guayabitos en la azotea


"Tener guayabitos en la azotea (estar loco)."

Cartier-Bresson 

Las imágenes que captó con su Leica evolucionaron desde el surrealismo hacia la actualidad y el mundo circundante sin perder nunca un singular punto de vista, cargado de humanismo. Según recordaba Cartier-Bresson fue su amigo Capa quien le ofreció una valiosa advertencia: "Cuidado con las etiquetas. Dan cierta seguridad pero alguien te va a poner una de la que no lograrás despegarte y dirá: pequeño fotógrafo surrealista. Estarás perdido, te volverás preciosista y amanerado. Escoge la etiqueta de fotoperiodista de una vez y guarda el resto para ti".

4 comentarios:

  1. Que dificil puede llegar a ser seguir los consejos de alguien,cuando tu propio pensamiento te dirige por otro camino.

    Saludos y saludos.

    ResponderEliminar
  2. SÍ, JULIO, SÍ ES DIFÍCIL. SOY AUTODIDACTA Y ME CUESTA ACEPTAR CRITERIOS AJENOS...HE APRENDIDO MÁS EN LA CALLE QUE EN LA UNIVERSIDAD...ABRAZOS Y ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  3. pienso como vos Manuel Maria, necessitamos claro de una conoscenza tecnica, mas despues lo que hasse unverdaderio artista nao e la regola, ma el istincto e lo esperimentar y la fantasia y sensibilidad

    tu lavoro é stupendo

    ResponderEliminar
  4. ¡GRACE MILE! LLEVAS TODA LA RAZÓN...PERSIGAMOS UN IMPOSIBLE PARA REALIZAR NUESTROS SUEÑOS...EL ARTE NO SE PUEDE ENSEÑAR ¡LO LLEVAMOS DENTRO! AUGURI...

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.