viernes, 11 de noviembre de 2011

Diálogo post-platónico



Con la noche a medio hacer, escribo a ella:

-Mi cuerpo se pasea por la habitación llena de libros, versos y nada de ti.

Ella me responde:

-Así lo quisiste tú.

Replico:

-Eso quise de ti: ¡que fueras cuanto no has sido!

Al clarecer el día, recibo este mensaje de ella:

-¡Siempre quedan asuntos pendientes!

Envié esta pregunta por respuesta:

-¿El polvo del reencuentro tal vez?


(continuará...)

10 comentarios:

  1. Ella quiere volver...Esta claro. Otra cosa es que se quede para siempre con ese amor platónico de su costillo, o sea un Polvo pasajero jejee
    Eso nunca se sabe, o si depende de los dos o de uno de los dos. Si hay dialogo , puede haber entendimiento.
    Otra cosa es la convivencia y el sexo si es bueno o malo.

    Un beso para ti amigo Manuel.

    Feliz fin de semana.

    MA.

    ResponderEliminar
  2. Ok dime día y hora ;))
    Besos celosos

    ResponderEliminar
  3. Por encargo de ANA publico aquí el comentario que me ha enviado por correo:
    "Sí, por Dios o por el Dalai Lama pero que continúe. Un beso,
    Ana"

    ResponderEliminar
  4. Alma azul me hace llegar este correo:
    "Como sigue?????
    Que intriga!
    Besos!!!"

    ResponderEliminar
  5. No sé quién hará diana, pero los dardos están de noche de ronda...
    Espero que el dia- llegue a -logo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Manuel, quieres que sea cuanto no he sido pero es que soy mucho más de lo que tú buscabas ¡Ea!.

    Espero buena nueva antes del domingo por la noche.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tal vez...donde hubo fuego, pueden quedar rescoldos, quizás cuestión de unos susurros.


    Besos

    ResponderEliminar
  8. estoy aqui, un pcoo de polvo...


    "o una risa alegre
    que cosquillea el alma
    cuando hemos podido"

    ResponderEliminar
  9. Andri me envía este correo:
    "Hola, niño Manuel!
    Él escribe a ella...
    Espero la continuación."
    Andri

    ResponderEliminar
  10. Guauuuu!Qué puedo decirte...sábado al mediodía, recién me despierto; estoy en la prosaica tarea de lavarme la cara, cepillarme los dientes y prepararme una ensalada con todos los puchos de cosas que encuentre en la heladera...Con mi frugal comida en mano( anoche estuve de tablas de fiambres y quesos, pata asada de ternera y unas cuantas cervezas pues festejamos con compañeros/as nuestra aprobación del curso de gestores culturales) me vengo a la compu para releer tu último Madrid en gris y enviarte el comentario...y me encuentro con este sugestivo (y explosivo) diálogo posplatónico que de gris no tiene nada...Soy mujer (quiere decir que la curiosidad me mata) y -como otros- quiero saber como sigue...Manuel María, ¡¡¡cómo los envidio!!!Un beso enorme antes de huir para las arenas del Paraná.Haydée

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.