domingo, 16 de octubre de 2011

Es la mujer un mar...














Es la mujer un mar...

Es la mujer un mar todo fortuna,
una mudable vela a todo viento:
es cometa de fácil movimiento,
sol en el rostro y en el alma luna.

Fe de enemigo sin lealtad ninguna,
breve descanso e inmortal tormento,
ligera más que el mismo pensamiento,
y de sufrir pesada e importuna.

Es más que un áspid arrogante y fiera;
a su gusto, de cera derretida,
y al ajeno, más dura que la palma;

es cobre dentro y oro por de fuera,
y es un dulce veneno de la vida
que nos mata sangrándonos el alma.


(Juan de Tassis, Conde de Villamediana.
Lisboa 1582-Madrid 1622) 

El poeta y dramaturgo Don Antonio Hurtado de Mendoza pintó su carácter en un romance a su muerte:
Ya sabéis que era Don Juan / dado al juego y los placeres; / amábanle las mujeres / por discreto y por galán. / Valiente como Roldán / y más mordaz que valiente... / más pulido que Medoro / y en el vestir sin segundo, / causaban asombro al mundo / sus trajes bordados de oro... / Muy diestro en rejonear, / muy amigo de reñir, / muy ganoso de servir, / muy desprendido en el dar. / Tal fama llegó a alcanzar / en toda la Corte entera, / que no hubo dentro ni fuera / grande que le contrastara, / mujer que no le adorara, / hombre que no le temiera.

8 comentarios:

  1. ¿Debo pensar que se trata de un poema feminista? o recordar Rigoletto:

    La donna è mobile, qual piuma al vento,
    muta d'accento, e di pensiero.
    Sempre un amabile, leggiadro viso,
    in pianto o in riso, è menzognero.
    La donna è mobile, qual piuma al vento,
    muta d'accento, e di pensier
    e di pensier, e di pensier.

    È sempre misero, chi a lei s'affida,
    chi le confida, mal cauto il core!
    Pur mai non sentesi felice appieno
    chi su quel seno non liba amore!
    La donna è mobile, qual piùma al vento,
    muta d'accento e di pensier,

    Salud

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Pilar! ¡Cosas de Juan de Tassis, Conde de Villamediana!

    ResponderEliminar
  3. Juan de Tassis...vivó 40 años, lo que supongo que en su tiempo debe haber sido una larga vida...sin embargo , demasiado poco tiempo para conocer el alma de la mujer...No alcanza ni siquiera una larga vida...pues la mayoría de los hombres se queda en la cubierta exterior...(la donna è mobile)...y no se preocupa por llegar al fondo de su corazón, donde se guardan los milagros de amor.Un beso Manuel María

    ResponderEliminar
  4. El poeta fue asesinado por Alonso Mateo o Ignacio Méndez, ballesteros reales, quienes quedaron impunes a causa de la alta protección de que gozaban...
    Sí, Haydée, le acortaron la vida...por las bravas.
    Los versos son muy bellos y muy clásicos: el atribuir a la mujer un carácter veleidoso es tema reiterado en la gran poesía universal.
    No es propio criterio sobre la mujer...Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  5. Me llevaste a leer sobre Juan de Tassis primero y Hurtado de Mendoza después...y sobre la vida de varios reyes y reinas españoles( bueno, aún lo eran de Castilla, León, etc.)Interesante todo.Detrás de las frías letras de la sintéticas biografías de Wikipedia, te podés meter con la imaginación en el mundo de las personas que alguna vez caminaron este mismo planeta que habitamos....y es genial percibir quiénes se casaron por conveniencia política y quiénes además, amaron.No puedo dormir; aspiré el domingo la nube de cenizas que llegó del Puyehue y que oscureció la ciudad y me está matando la alergia...entonces me entretengo con la historia de tus reyes y poetas.Un abrazo. Haydée

    ResponderEliminar
  6. Haydée Norma Podestá, pareciera que la madre naturaleza se revuelve. Descansa y sueña...

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.