viernes, 5 de febrero de 2010

FRUTA Y RELATIVISMO MORAL


A las tres de la tarde ha venido a casa un frutero andino. Educado y discreto, ha dejado la cocina llena de fruta tropical, traída del Anón Cubano. Me gusta la imagen y el olor de la fruta. A falta de una repartidora cubana, que sería lo adecuado, bueno es un ecuatoriano silencioso y cortés.
Escuchado en Francia por estos oídos míos que se ha de comer la tierra: "para ser tomates españoles, no están nada mal…" En materia de fruta todo es relativo. Mientras tanto:
                                          "juissons ¡ô ma  bergère! de la saison des amours..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.