viernes, 19 de octubre de 2012

Dama Otoño



(Fotos desde mi balcón de otoño)

¿Quién cerró sus pupilas sin brillo?
-¡Con su traje de seda amarillo,
Dama Otoño pasó por aquí!

Francisco Villaespesa. Baladas de cetrería, 1916.




8 comentarios:

  1. muy bonito! también la vista, preciosa!

    ResponderEliminar
  2. El otoño cubre lo que ya estaba muerto.

    ResponderEliminar
  3. Menuda vista tiene ese balcón tuyo de Otoño, veo que compartimos gusto por las perspectivas desde nuestras atalayas respectivas, porque siempre siempre de siempre he tenido que vivir en atalaya, a ser posible admirando la sierra, monte o lo que sea que sobresalga; hasta en Denia que aunque al ladito de la playa mi atalaya mira hacia el Montgó, en Asturias a los Picos de Europa y aquí en Majadahonda.... lo veo todo hasta la M-50 o como sea que se llame esssso. Bss.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué belleza de colores otoñales! Yo no vivo en las alturas; desde la puerta de mi casa salgo directamente al jardín que en este momento es una explosión de jazmines. Aunque las lluvias de primavera, que este año son bastante seguidas, se obstinen en hacerles bajar sus cabecitas apenas se escurren el agua que los cubre de brillos bajo la luz del sol, ya están de nuevo mirando al cielo.
    Pero volviendo a tus paisajes, te cuento que amo el otoño y sus gamas de rojos, marrones y amarillos. Y me encanta caminar sobre las calles alfombradas y hacerlas crujir bajo mis pies descalzos.Aún ahora, como cuando era niña, me saco los zapatos y las medias y me deslizo sobre la gratificante experiencia de sentir la suavidad que va haciendo cric cric en respuesta a mis pasos. Un beso Manuel María.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, al pedirme mi identidad me quedé sin saber si el comentario se borró o ya fue para que lo aprobés. Contame qué pasó Manuel María. Son las 19.30; estoy trabajando desde la mañana y ya quiero irme a mi casa; desde allí te vuelvo a leer. Un beso. Haydée

    ResponderEliminar
  6. La dama de otoño dorada de seda, se desnuda para el invierno frío y blanco, en primavera florecerá con esplendor vivo.
    Vistiendo su cuerpo engalanado y perfumado...
    Bella foto y emotivos versos.

    Un abrazo de MA para ti amigo y feliz noche desde Granada.

    ResponderEliminar
  7. Es época de poesía

    Un beso, de otoño por supuesto

    ResponderEliminar
  8. Vengo a vestirme de otoño desde el amarillo de la seda hasta ocre del desprendimiento.
    Un beso de otoño húmedo.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.