miércoles, 8 de agosto de 2012

Servicio de habitaciones


(foto tomada por el autor)

Vuelvo a tierra. Abandono el mar con hambre, sed y sueño.
En el hotel marco el número nueve y me responde una bien timbrada
voz de mujer: 
- Servicio de habitaciones ¿dígame?
¡Qué reconfortante me resulta el primer desayuno del resto de mi vida!

9 comentarios:

  1. Esta bien eso de viajar a otros lugares del planeta y conocer mundo... Pero como en casa en ninguna parte...Bienvenido a tu tranquilo y dulce hogar.

    Besos de MA.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  2. Aliméntate! la tierra firme marea
    Lo dicho bienvenido te dejo cuatro besos distribúyelos como más te guste

    ResponderEliminar
  3. Al ver tan rico aperitivo me ha entrado ganas de comer... Y no puede ser estoy engordando; a partir de mañana deporte, no puede ser.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Por lo que veo hambre seguro que no pero si el señor no queda contento, la próxima vez buffet libre con embutidos, salchichas con tomate y ensalada tropical.

    Un beso Manuel

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmmmperfecto aunque lo prefiero con medialunas miel y manteca
    y no seria el primero seria el ultimo de mi vida

    ResponderEliminar
  6. Me gustó la expresión tuya esa de " el primer desayuno del resto de mi vida", da la impresión de que vinieras de pasar una intensa aventura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cualquier gesto, cualquier palabra, siempre consigues que sea la primera del resto de tu vida y de la mía...
    Mi beso.

    ResponderEliminar
  8. Si me necesitas...Sílba-me
    Estoy en la cornisa de tu viaje
    cerca de una estrella

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.