sábado, 7 de julio de 2012

Sevilla sin esperanza



Sevilla huele a jaca de señorito,
a muslos malvas de sevillanas de salón,
a nazarenos agrios de trasegar manzanilla,
a plato indigesto de rabo de toro manso,
a colorines de parra, zarcillos falsos de falso coral,
y a pan pringao en vino amargo.
A sequía, a isla inútil, a río muerto,
a aljibe de agua sucia, a cloaca de estiércol,
a beatas de nocturna adoración,
y a cirio de sebo de canónigo.
¡Antipática y marmórea!



(fotos tomadas  por el autor)

2 comentarios:

  1. Mejor que te vayas y vuelvas otro día... Hoy te veo un poc negativillo...

    Un beso positivo ( o dos).

    ResponderEliminar
  2. Veo que la has olido, la has mirado, la has saboreado, la has besado, pero no me has llamado...

    Un beso aunque no lo merezcas

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.