domingo, 3 de junio de 2012

Exilio interior



Días atrás, llegó el momento de marchar de casa...



...sin renunciar al barrio...



...ni a la calle que me vio nacer...



...¡los baños patas arriba!
¡Obras de reforma!
El exilio no debe suponer pérdida de identidad ¡Nunca!

10 comentarios:

  1. Uff reformas, me parece que yo ya no mientras lo útil perviva, tan solo las del organismo. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Aunque lo mejor de esa portada del País es que habla de Góngora, también podemos leer: "La comisión europea quiere que Rajoy acelere el retraso en la edad de jubilación, suba el IVA y endurezca la prestación por desempleo". No sé si esta reforma es comparable con la reforma de tu vivienda.
    Buenas noches Manuel. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ahora se amigo mío porque no se te ve el pelo...estas de mudanza...
    Estas en tu exilio interior...dentro de tu entorno todo revuelto con las reformas...
    Espero que encuentres paz en tu nuevo cobijo y pronto vuelvas a tu hogar dulce hogar ...

    Besos de MA y feliz día.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
  4. Sigo viendo blanco y negro...fondo negro y letras blancas. La verdad de los extremos manifestada. Luego los matices grises que la acompañan...

    Esta soledad acompañada que destruye al construir...que eleva al caer en las más temidas profundidades. Pobre plebeya, se ha he hecho inmisericorde-mente mártir y se ha hecho hecho perfecta y sin valor! Buscando a Dios estoy, mas ¿cuál es mi intención?, rogarle para que haga de mí un vaso nuevo que no tenga capacidad de señalarle o enfrentarlo hasta que ya no pueda más, hasta que me llegue el final y la muerte sea mi suerte, hasta hacerme más consciente aún de lo pequeña que soy...Ah, necia de mí que no puedo entender que el infinito no cabe en el finito...o acaso sí? No sería vanidoso pensar que no?

    Vuelvo a ubicarme en el mismo sitio donde estoy para ver si, encontrándome, alguna respuesta surge. Tal es esta, "yo soy el problema que trae en sí la solución". Aplicar es lo difícil. Por eso el hombre amó la oscuridad más que la luz...y en ese predicamento se debate mi alma hasta que un día pueda encontrarme y, por fin, dejar de buscar la respuesta que ya conozco.

    Ángel Negro Blanco (Andri Alba)

    ResponderEliminar
  5. Las reformas son una de las situaciones más tensas con las que podemos encontrarnos de forma cotidiana... Motivo de divorcio casi seguro o como poco de una buena bronca. Y si te pilla cuando vives solo, aún peor, porque no tienes con quién discutir para deahogarte y discutes contigo mismo.

    Un beso sin reformar ( o dos).

    ResponderEliminar
  6. ...la casa quedará maravillosa...(mantra a repetir cada vez que algo se retrase, se complique...)

    besos

    ResponderEliminar
  7. Exilio al que a veces nos vamos solitos, no solo interior.
    Con las reformas muchas veces tiramos lo viejo y dejamos de lado cosas que no por viejas son menos importantes.
    Ojo al dato.
    Se te sigue queriendo. A pesar...

    ResponderEliminar
  8. Me encantas desde ese traslado "por reformas" y la calidez de tus fotografías.
    Mi beso nómada, por un tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Una sugerencia: cuando vuelvas a ocupar la casa deberías sustituir "El País" -ese que está delante del inodoro- por una guitarra. La música siempre es mejor que las noticias.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.