domingo, 30 de enero de 2011

Hugo Chávez, El Huerfanito III


( capitulo tercero )

Había llegado la hora de desplegar mis encantos. A tal fin pregunto su opinión sobre la farmacopornografía.

- ¡Carajo, Manolito! me contenta que saques ese tema a colación. ¿No te habrá soplado el dato el jalamecates del comandante que he puesto a tus órdenes?

Tranquilicé a Hugo mintiendo como un bellaco. No. Era ocurrencia mía.

- Está clarito. Es la base de un capitalismo que se mete en la gestión política de la vida privada. Es un capitalismo caliente, psicotrópico y chabacano. La depresión se convierte en prozac; la erección, en viagra; la masculinidad, en testosterona; la fertilidad, en píldora. La pornografía es hoy el gran motor impulsor de la economía informática. Existen más de un millón y medio de webs para adultos.

Bueno, reflexiono. La cibernética será el futuro, pero yo aún practico el amor propio a mano, como toda la vida. Los Estados son hoy día bases de datos que los servicios secretos extravían como los borrachos noctívagos hacen con el contenido de sus bolsillos. El servicio de seguridad de la policía política de la República Democrática alemana tenía expedientes sobre sus ciudadanos que ocupaban ciento sesenta kilómetros de largo.

¡Alma de cántaro!, me digo. Lo bueno de los hombres poderosos es que te hacen pasar una agradable velada sin que uno tenga que decir esta boca es mía.

- Mañana me desayuno con el nuncio de la Santa Sede y el primado de Venezuela. Vienen a plantear, acompañados del embajador USA, la renovación, con una subida del ciento por cien en su capítulo económico, de los acuerdos con el Vaticano. He extendido la ayuda económica a las confesiones protestantes que me sugirió George W. Busch III. No pienso resistirme más allá de muy poco. No quiero volver a toparme con la iglesia. Para una vez que me resistí un poco a pagar el realero que me cuestan, casi me descabalgan del trono.

4 comentarios:

  1. Alma de cántaro, amigo Manuel nos hemos topado con Hugito el Vaticano la iglesia y con el futuro de la cibernética , las pastillas del futuro farmacopornografica.

    Menudo trío no se puede pedir más.

    Abrazos de MA para ti.

    ResponderEliminar
  2. Aterrada me encuentro, sal ya de esa estancia, please.

    ResponderEliminar
  3. Queridas amigas MA y Pilar, vamos a ver cómo sigue esta vaina...¡Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Estoy anhelante por saber cómo sigue esta vaina... sí!
    Un beso con sabor venezolano.

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.