miércoles, 16 de junio de 2010

ARDE EL CREPÚSCULO


Crepúsculo de oro.
Por delicadeza,
he perdido mi vida.

( entre Rimbaud y Juan Ramón )

8 comentarios:

  1. Los efectos secundarios del de Moguer...si ya te lo dije...
    Un beso crepuscular.

    ResponderEliminar
  2. ¿CUÁNTAS HORAS CABEN EN TU NOCHE? ¿Y DURANTE LA SOBRETARDE?
    BESO Y-MEDIO...

    ResponderEliminar
  3. Duerme el crepúsculo
    entre colores amatistas
    comienza la vida.
    Sny.C.


    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ¡BELLO SU POEMA-HAIKU! CUNDO LA TERCA LUZ NOS DA UN RESPIRO...¡GRACIAS SNEYDER!

    ResponderEliminar
  5. Ocaso abrasador ,arde el crepúsculo
    muerte fiel eminente de la tarde fin del día. Llega la noche iluminada por la luna ,se apaga el fuego abrasador ,volviéndose cenizas grisáceas opacas apagadas en el horizonte , nacen mantos de luces de estrellas enamorando a la luna en el firmamento de luz ,después vuelve a nacer el día, nuevamente se ve reflejado en la madrugada de la aurora boreal.

    Un abrazo de MA para ti Manuel M.

    ResponderEliminar
  6. ...CUAL NIEBLA ENTRE LA LUZ DESVANECIDA...¡INFINITO AGRADECIMIENTO M.A.!

    ResponderEliminar
  7. Pero que belleza , queda una eclipsada

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. PATRICIA, ¡TUS PALABRAS SON GOZOSAS! ME ANIMAS A ESCRIBIR VERSOS DORADOS DE CREPÚSCULOS INFINITOS...BESOS

    ResponderEliminar

Pienso que l@s comentarist@s preferirán que corresponda a su gentileza dejando yo, a mi vez, huella escrita en sus blogs, antes bien que contestar en mi propio cuaderno. ¡A mandar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.